E-mail
Contraseña
Regístrese ya!

Recientemente abrimos nuestra FANPAGE de Facebook.

Allí, como en esta main page de la Fundación, vas a poder conocer todas nuestras novedades y fechas de eventos donde estaremos dictando talleres.

Para contactarnos, podes enviarnos un INBOX, como hacer una consulta a través de nuestra espacio CONTACTO de esta sitio, como así también escribiéndonos a direccion@grupointegra.org

Polémica por un seminario que promete "curar la homosexualidad"

Queremos compartir esta nota periodística para que pueda estar al tanto respecto al debate que se sucedió en estas últimas semanas.

Para ello, simplemente siga el siguiente enlace:

http://www.lanacion.com.ar/1495640-polemica-por-un-seminario-que-promete-curar-la-homosexualidad

Esta nota está tomada de sitio web del Diario La Nación del día 2/8/2012, y es publicada a modo informativo, su contenido refleja la opinión de su autor y del medio en que se publicó, pero y no necesariamente la opinión de Fundación Integra, ni su postura sobre los temas que trata.

1.7 por ciento de la población norteamericana de más de 18 años se identifica como homosexual.

Publicado por David Pruden el 11 de abril de 2011 – 11:53 am (traducción al español no oficial)
Para ver la publicación original haga clic aquí.

SAN FRANCISCO — Gary Gates, demógrafo residente en el Instituto Williams, dedicado a las Leyes y Políticas Públicas con relación a la Orientación Sexual, un centro de estudios con base en la Universidad de California, Los Ángeles, posee una nueva estimación del porcentaje de adultos que se identifican como homosexuales.
La mejor aproximación de Gates, derivada de cinco estudios en los que se preguntó a los sujetos acerca de su orientación sexual, es que la nación posee alrededor de 4 millones de adultos que se identifican como homosexuales, representando el 1.7 por ciento de la población mayor de 18 años.
Este tema ha sido debatido desde que el investigador Alfred Kinsey dijera en la década de 1940 que el 10 por ciento de los hombres que él había entrevistado eran “predominantemente homosexuales”. Más tarde, un estudio muy respetado de la Universidad de Chicago estimó que la cifra sería más cercana al 3 o 5 por ciento y esa cifra ha sido el conocimiento oficial a lo largo de las dos últimas décadas.
Una de las razones por las que ha sido difícil realizar una aproximación más certera es, según la opinión de Gates, que hasta hace poco tiempo, pocas encuestas intentaban diferenciar a los entrevistados que se identificaban como homosexuales de aquellos que de vez en cuando se involucraban en actos homosexuales o se sentían atraídos a personas del mismo sexo. Todos terminaban en la categoría de homosexuales. Gates descubrió, por ejemplo, que otro 1.8 por ciento de la población adulta, o un poco más de 4 millones de norteamericanos, se identifica como bisexual, de acuerdo con el resumen de su investigación publicada el último jueves por el Instituto Williams.
También estimó que 19 millones de personas, o el 8.2 por ciento de la población, se han involucrado en sexo con una persona del mismo sexo. Esto abarca a todos los grupos, tales como homosexuales, bisexuales y heterosexuales que han experimentado con comportamientos homosexuales.
Otros dos estudios, realizados por agencias públicas en California y Massachusetts, arrojaron lo que, según Gates, es la primera estimación creíble acerca de la población transgénero de la población. Él la establece en alrededor de 700000 adultos, o 0.3 por ciento de la población.

Pornografía infantil

Recomendamos la interesante lectura del artículo publicado por los Dres. José Luis y Silvia Cinalli en su sitio web sobre este tema tan actual.

Para ello, simplemente siga el siguiente enlace:


Inocencia robada

APA: La Pornografía contribuye a padecer

En un movimiento sorprendente hacia los que combaten activamente la difusión de la pornografía en nuestra cultura, la Asociación Americana de Psiquiatría (APA) ha anunciado recientemente la publicación de un borrador de nuevas directrices de diagnóstico que identifican la adicción a la pornografía como una forma de "trastorno hipersexual" y, por lo tanto, que merece un estudio y un tratamiento serios.

La Asociación Americana de Psiquiatría no se caracteriza por ser amiga de la familia ni de los valores tradicionales. Sucumbió al lobby pro-homosexual en 1973 "desclasificando" la conducta homosexual como trastorno/disfunción y actualmente está intentando suprimir otras disfunciones de orientación sexual de sus manuales de diagnóstico.

Sin embargo, esta vez se debe elogiar a la APA por reconocer lo que saben la investigación y por intuición la mayor parte de la gente: la pornografía, los clubs de striptease, el cibersexo y otros hábitos y adicciones peligrosas les hacen daño a los que participan en ellos: Y añadiremos esta verdad que descartó la APA: les hacen daño también a los cónyuges, familias y sociedades.

El borrador de las nuevas directrices de diagnóstico afirma que el "trastorno hipersexual" se caracteriza por:

Durante un periodo de más de seis meses, fantasías sexuales recurrentes e intensas, impulsos sexuales y conducta sexual en relación con cuatro o más de los cinco criterios siguientes:

(1) Se pasa un gran cantidad de tiempo con impulsos y fantasías sexuales y planificando entregarse a la conducta sexual.

(2) Dedicación repetitiva a estas fantasías, impulsos y conducta sexual como reacción a los estados de ánimo disfóricos (por ejemplo, ansiedad, depresión, aburrimiento, irritabilidad).

(3) Dedicación repetitiva a estas fantasías, impulsos y conducta sexual como reacción a acontecimientos estresantes de la vida.

(4) Esfuerzos repetitivos pero sin éxito para controlar o reducir de forma significativa estas fantasías, impulsos y conducta sexual.

(5) Entrega repetitiva a la conducta sexual al mismo tiempo que no se tiene en cuenta el riesgo de daño físico y emocional a sí mismo y a los demás.

El boletín americano de Psiquiatría ha publicado también un estudio de investigación titulado "Trastorno hipersexual y preocupación por la pornografía en internet" que puede arrojar más luz sobre este trastorno.

Ver página de la APA